Parrillada Con Daniel

No le hace que no sea verano, habiendo ganas, la parrillada se hace.


Tuve la gran dicha de tener a mi compadre Daniel Origel, chef con más de 15 años de experiencia, en mi casa. Casa que también es la de ustedes y nos aventamos unos Ribeyes bien riquísimos.


Mientras mi compadre cocinaba nos echamos unas cheves y platicamos un poco sobre su estilo de cocinar junto con varias recomendaciones cuando se va a cocinar un buen corte de carne. 


Edgar - ¿Oye Dani, la pregunta del millón, qué término se debe de cocinar una chuleta ribeye para que realmente se aprecie su sabor?


Daniel - Mira el término de la carne es muy importante, cada término cambia el sabor y la textura de la carne. Cada persona dependiendo de su paladar pues va elegir lo que a ellos les guste verdad, pero para que disfrutes el sabor y la textura ideal de un corte rib eye, el término debe ser un Medio-Rojo que viene siendo un Medium Rare. Con este término le sale un poco de sangre, todavía tiene el sabor de la res, la textura es suave, todo esto combinado con un buen sazón, pues queda pa’ chuparse los dedos.


Daniel - Otra cosa muy importante que se debe de tomar en cuenta antes de poner las ribeyes en la parrilla es dejarlas que se oren una media hora. Si pones un corte de carne que aún esté frío a cocinar en la parrilla lo que va suceder es que se va cocinar más por fuera y se va chamuscar la carne quedandote cruda por dentro y quemada por fuera. 


Edgar - Oye, usualmente cuando yo me pongo a parrillear casi nunca hago vegetales, nomas la carne haha pero tu me fijo que hasta la lechuga la pusiste en la parrilla.


Daniel - Si fijate, ahorita está de moda tener un menú que esté lleno de vegetales y que los vegetales sean igual de importantes que el corte de carne. Para cultivar y cosechar vegetales se toma mucho esfuerzo entonces chefs de hoy en día queremos darle el derecho que se merece en el plato a los vegetales. Lo bonito es que el vegetal es muy versátil, entonces a mi me encanta poner muchos vegetales en la parrilla. Por ejemplo hoy voy a poner en la parrilla elote, camote morado, chilitos Shishito de España, calabacitas, corazones de lechuga romana, cebolla morada, y tomatitos cherry. 


Edgar - Haha chingon, esta mas suave asi porque hay veces que se le duerme a uno el gallo y nos olvidamos de los vegetales.


Daniel - Edgar, una cosa que también debes de hacer y tomarlo siempre en cuenta es tener todo preparado antes de empezar a cocinar. Es lo que más tiempo se lleva pero creemelo que hace la diferencia. De otra manera se te va quemar esto y esto otro te va quedar crudo, preparando todo antes ya tu enfoque solo sera el cocinar. 


Edgar - Si tengo es maña de estar preparando y cocinando, que a veces se hace uno todo bolas. 


Edgar - ¿Algo chistoso que te haya pasado en tu carrera Dani cuando iniciabas?


Daniel - Uff haha ay tantas cosas, pero lo que más recuerdo es cuando apenas iniciaba, el Chef del restaurante donde empecé a trabajar aprovechándose de que estaba verde me mandó a la tienda por un mandado. Me dice, “Oye Daniel necesito que vayas a la tienda y me compres unas cucharillas nuevas. Pero por favor, por favor te lo suplico que te asegures de que las cucharillas sean zurdas eh. No me vayas a fallar muchacho.”


Y pues ay voy, me arranco a la tienda, dure como una hora buscando las mendigas cucharillas zurdas hasta que se arrimo una señora que trabajaba en la tienda a ayudarme. Cuando le dije lo que buscaba, solo se rio y me dijo, “Ay mijo, eres nuevo verdad…” Fue allí cuando me di cuenta que el chef me la aplico bien y bonito hahaha.


Edgar - Hahahaha chin, se mamo el vato haha. ¿Bueno pero te las tuviste que cobrar no?


Daniel - A wiwis, haha, ya cuando pase a ser chef me las cobre también con un pobre aprendiz. Lo mande a la tienda que me comprara un pelador de plátanos, hahahaha. 


Edgar - Te mamaste hahaha


Edgar - ¿Oye mi Dani, y porque la cocina, qué fue lo que te llevó a querer ser Chef?


Daniel - A pues fue gracias a mi Abuelita. Siempre me dio curiosidad la cocina y cuando se ponía a cocinar me metía pa’ ver lo que estaba haciendo. Siempre estaba torteando haciendo tortillas, tamales, siempre siempre cocinando. Se me hacía bien impresionante ver cómo tortebaba la masa y el cómo le quedaban bien redonditas las tortillas solo usando las manos. Nunca media sus ingredientes, todo al tanteo. Ya cuando me gradué de la high school, si me inscribi a varios colegios pero ninguna carrera me llamaba la atención como la cocina. Fue cuando decidí que la cocina era realmente lo que me apasionaba y por eso decidí estudiar las Artes Culinarias jeje. Ya cuando me gradué de la escuela con titulo de Chef, pensé que iba empezar lo luego a trabajar en un restaurante de cache y todo el rollo pero no, tuve que empezar desde abajo, haciendo la preparación, haciendo ensaladas, y hasta lavar platos.


Edgar - Si te entiendo perfectamente, siempre hay alguien que nos inspira y que ese algo que esa persona hace se convierte en pasión para nosotros. 


Daniel - ¿Bueno esto ya está, quien dijo yo?


Personas como Daniel hay pocas eh, para mi es bonito el poder rodearme de personas como él, personas que hacen las cosas con pasión. Que no le temen al trabajo y que por más que las cosas se pongan difíciles no se rajan. 


A y mucho cuidado porque con las siguientes fotos se les va ser agua la boca ;)









Publicación anterior

0 Comentarios

No hay comentarios todavía ¡Sé el primero en publicar!

Deja un comentario

Toma en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados